Inteligencia Artificial en la Lucha Contra el Coronavirus

El mundo está en guerra con el coronavirus. Se necesitan todas las herramientas, medios y conocimientos disponibles para enfrentar el brote. La transmisión de información es crítica para controlar una pandemia. El brote de coronavirus es único en este sentido: es la primera pandemia que ocurre con las tecnologías de inteligencia artificial tan desarrolladas como lo están actualmente.

El debate sobre la Inteligencia Artificial (IA) y si es una amenaza para la Humanidad o una oportunidad invaluable para elevar nuestra calidad de vida puede tomar una nueva dimensión ya que los países no tienen más remedio que utilizar todos los medios a su alcance para enfrentar al virus.

Al momento es que se escribe este artículo, el brote ha infectado a más de 120.000 personas en todo el mundo, con más de 4.300 víctimas. En China y Estados Unidos, el uso de IA es la única forma de procesar de manera efectiva y rápida enormes cantidades de datos para alcanzar dos objetivos, a saber, rastrear la propagación del virus y ayudar a los hospitales a tratar a los pacientes.

En 2018, el gobierno chino comenzó a invertir grandes sumas en investigación para IA, con la esperanza de convertirse en “el principal centro de innovación de IA del mundo”. Las primeras inversiones de China, especialmente en las posibles aplicaciones relacionadas con la atención médica de AI, facilitaron el diagnóstico de pacientes enfermos.

La nueva empresa china de IA, Yitu Technology, por ejemplo, ofreció servicios basados ​​en IA para analizar los escáneres utilizados por hospitales, centros de salud y clínicas para diagnosticar pacientes sospechosos de portar Covid-19. Estos desarrollos vinieron junto con la introducción de consultas médicas en línea, también asistidas por tecnologías de IA, lo que facilita una coordinación más estrecha con las autoridades de salud pública chinas.

Los escáneres térmicos utilizados en las estaciones de tren y aeropuertos para identificar a las personas con altas temperaturas corporales también resultaron útiles para detectar y rastrear portadores de virus. Yitu Technology también está trabajando en la combinación de exploración térmica con identificación facial y detección dual.

China también está utilizando la IA como herramienta de vigilancia. El análisis de mensajes de texto para descifrar las historias de viaje de las personas y luego compartirlas en las redes sociales permitió a los chinos saber si han estado en contacto con un portador de coronavirus.

La información altamente detallada que se publicó también fue explotada para crear una aplicación móvil obligatoria llamada “detector de contacto cercano” que produjo un código QR para cada individuo, lo que les permite asegurarse de que no hayan estado en contacto con un portador de coronavirus. Se han desarrollado otros modelos predictivos de IA para ayudar a predecir futuros brotes de enfermedades.

En los Estados Unidos, los investigadores están tratando de encontrar soluciones para ayudar a combatir el contagio. En Boston, por ejemplo, el uso del aprendizaje automático por parte del Hospital de Niños de Boston fue invaluable en la búsqueda de signos del virus fuera de China a través de las redes sociales y los datos de los canales oficiales de salud pública.

La Universidad John Hopkins estableció un Centro de Recursos Coronavirus que desarrolló un sistema de información geográfica a través de la minería de datos e IA que facilitó a las personas rastrear el brote tanto local como globalmente, sin importar dónde se encontraran.

Por todas estas razones, el uso creativo de la IA y otras tecnologías se ha convertido en una parte indispensable de los esfuerzos para enfrentar la pandemia y ya está teniendo un efecto significativo. Sin embargo, el mundo todavía está experimentando cómo puede administrarse e implementarse efectivamente en el contexto de una estrategia más amplia de salud pública.

Traducido por el Equipo de Somos Innovación. 

Fuente: 1828

 

Videos Nuevos

YouTube video
YouTube video
YouTube video

Seguinos